Sucesos 09/02/2019

DETENIDO POR RESISTENCIA A LOS AGENTES DE LA AUTORIDAD EN EL EJERCICIO DE SUS FUNCIONES Y HURTO DE TELEFONO MOVIL

by Victor Lamela

A las 05:45 horas del día 1, una patrulla de la Policía Local del dispositivo de refuerzo en las zonas de ocio nocturno, cuando se encontraba realizando tareas propias de su función por el Orzan, fueron requeridos por responsables de varios locales de hostelería, los cuales, señalando a un varón, les manifestaron que momentos antes, este había sustraído algún teléfono móvil a clientes del lugar y que ya era conocido en la zona por haber sido sorprendido en otras fechas sustrayendo efectos.  Los policías se dirigieron a esa persona, que se encontraba a varios metros de distancia, el cual al verlos aproximarse, logró confundirse entre los ciudadanos que se encontraban en el lugar abandonando el mismo, sin llegar a ser identificado.  Posteriormente al poco rato fue localizado en las inmediaciones por los agentes, procediendo a su identificación, y lejos de atender las indicaciones de los policías, huyó del lugar a la carrera, siendo perseguido, al mismo tiempo que era requerido para que se detuviese y se identificase, pudiendo observar uno de los agentes, como en la huida, se desprendía de un objeto que, resulto ser un teléfono móvil. Esta persona, en su afán de escapar, llego a introducirse en la playa de Orzán a la altura de la Coraza y tirarse al mar creyendo que no lo habían detectado los agentes, teniendo que ser ayudado por los policías para poder salir del agua. Una vez fuera del agua, lejos de colaborar comenzó a forcejear con los agentes, con intención de continuar su huida, teniendo que ser reducido, ofreciendo en todo momento una activa y fuerte resistencia. En el lugar se personó otra dotación de policías en auxilio de los compañeros, para reducir a esta persona, negándose  una vez inmovilizado, a facilitar ningún dato de filiación. Como consecuencia del forcejeo, uno de los agentes resulto con daños en sus pertenecías personales. Asimismo, esta persona, de 33 años de edad, nacido en Túnez, a pesar de ser observado por los agentes como se deshacía del teléfono móvil manifestó que el teléfono que habían intervenido no era de su propiedad, negando los hechos y sin aclarar cómo había llegado a su poder o el motivo por el que intentó desprenderse de él.  Los agentes procedieron a la detención de esta persona, siendo informado de los motivos de la misma  así como de los derechos que le amparaban en virtud a lo establecido en el artículo 520 de la L.E.Cr., siendo trasladado a dependencias policiales, donde sí facilito sus datos de filiación, quedando custodiado en los calabozos policiales a disposición judicial siendo denunciado de oficio por un concurso de tres delitos: delito de resistencia grave a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones, delito de daños y delito de hurto de teléfono móvil.

A %d blogueros les gusta esto: