coruna 04/01/2012

El Ayuntamiento aprueba en solitario un “Plan de Ajuste”

by Victor Lamela

El Ayuntamiento aprobó en solitario el plan de ajuste que permite cumplir el Real Decreto del Gobierno español y hacer frente de manera inmediata a los pagos pendientes con los proveedores por culpa de la nefasta gestión del bipartito, una decisión que no supondrá rebajas salariales a los funcionarios, despidos o una subida de impuestos. De esta forma, se cumplen las directrices estatales para acordar y enviar el informe al Ministerio de Hacienda antes del 31 de marzo. El concejal de Hacienda, Roberto Coira, defendió que se trata de una oportunidad única para saldar esta deuda. Por primera vez en la historia de la ciudad, el Gobierno local estará al día en el abono de facturas a las empresas. El objetivo para este año es que el plazo máximo de pago a proveedores sea de 40 días y rebajarlo a un mes en 2013.

En enero, gracias a la apuesta del Gobierno municipal por la austeridad y a las medidas de ahorro impulsadas antes de la elaboración de este plan de ajuste, ya se pagaron más de 17 millones de facturas pendientes a proveedores, por lo que queda por abonar menos de la tercera parte de esta deuda heredada.

Coira avanzó que la necesidad de pedir un crédito de 7,6 millones para pagar a los 84 proveedores que quedan, a 31 de diciembre de 2011, pendientes de cobrar se debe a la irresponsable gestión de PSOE y BNG, que el año pasado aprobaron unos presupuestos en los que no contaban con las partidas necesarias para hacer frente a las facturas. Entre los ejemplos más claros, los 2,5 millones en recibos de luz y gas, o las facturas pendientes con la Compañía de Tranvías: el bipartito solo incluyó 4,9 millones en el presupuesto de 2011, lo que explica que quedasen sin pagar 3 millones, una desviación económica similar a la que también se produjo en 2010. En este sentido, el concejal de Hacienda lamentó la incongruencia del BNG, que critica la subida de las tarifas del bonobús y, al mismo tiempo, reclama que se elimine la subvención a los usuarios.

Las medidas impulsadas para ahorrar más de 3 millones en 2012 en gasto corriente contribuirán a amortizar el crédito, mejorar los servicios públicos y blindar el gasto social. La austeridad municipal se traduce en un ahorro de 230.000 euros anuales en alquiler de oficinas; 245.000 en seguros privados de miembros de la Corporación y gastos de protocolo; 230.000 euros en telefonía; 500.000 euros en coches oficiales o 250.000 en escoltas del alcalde. A estas cifras, se suman otros 935.000 euros en sueldos de gobierno y un millón en el gasto en el tratamiento de basuras.

En definitiva, el plan de austeridad supone un ahorro de más de 21 millones en este mandato, lo que favorecerá un incremento de la inversión en programas sociales: por ejemplo, se duplica la partida para el talón restaurante, y se aumenta un 110% el presupuesto de comida a domicilio, un 81% en becas comedor, y un 50% en emergerncia social.

La teniente de alcalde de Hacienda y Administración Pública, Rosa Gallego, explicó que en nueve meses el actual equipo de gobierno ha pagado 31 millones de facturas de cajón del bipartito: 6,2 millones a través de los dos modificativos de 2011; más de 17 millones en enero; y 7,6 a través del plan de ajuste.

“Y tras pagar más de 30 millones de sus facturas; 5,4 millones de gastos de prestación de servicios públicos de 2011 que no estaban presupuestados; 8,2 millones de las indemnizaciones de Someso por sus irregularidades urbanísticas; es decir, tras pagar más de 43 millones de sus herencias envenenadas, ahora nos encontramos con reclamaciones de 10 millones de la tercera ronda, con 7,6 millones de reclamación de la constructora de Expocoruña, con 4 millones pendientes de pago de la avenida de la Universidad o un millón del mercado de Elviña. En total, más de 22 millones de euros de nuevas reclamaciones de pago”, advirtió Gallego a la portavoz municipal del PSOE, Mar Barcón, por lo que la cifra final de herencias envenenadas a los que hace frente el actual equipo de gobierno es de 65 millones.

El responsable municipal de Hacienda, Roberto Coira, también defendió, a pregunta de Esquerda Unida-Os Verdes, las decisiones económicas del Gobierno central para hacer frente a un agujero de más de 90.000 millones al cierre de 2011, un índice de desempleo récord -con más de 5 millones de parados- y un sistema financiero debilitado.

A %d blogueros les gusta esto: