coruna 05/04/2012

El Gobierno local cumple con todos los trámites que establece la ley con el objetivo de pagar las facturas

by Victor Lamela

El Gobierno local lamenta que la oposición trate de confundir y dar lecciones de transparencia, cuando la realidad es que el plan de ajuste se presentó en tiempo y forma para su aprobación en el pleno, debido a que es necesario hacer frente a los pagos a proveedores que dejó pendiente en el pasado mandato el Ejecutivo municipal de PSOE y BNG por importe de 7,6 millones. Hoy se ha dado cuenta del expediente en la Comisión de Hacienda y Administración Pública, cumpliendo así los trámites formales que establece el Reglamento Orgánico Municipal. Por primera vez en la historia de la ciudad, el Ayuntamiento estará al día en el abono de facturas a las empresas.

El portavoz del Gobierno municipal, Julio Flores, explicó que la oposición tiene a su disposición el expediente del plan de ajuste desde hace más de un mes, pues ya se llevó a pleno el 30 de marzo para su debate, su aprobación y su posterior envío al Ministerio de Hacienda. Flores recordó que el Ayuntamiento actuó con la máxima transparencia y que en el propio pleno ya se informó a la oposición de que el plan de ajuste, por una cuestión formal y tal y como establece el Reglamento Orgánico Municipal, solo se tiene que llevar a la siguiente Comisión de Hacienda y Administración Pública -celebrada esta mañana- (ayer) para dar cuenta del expediente puesto que, al tramitarse entonces por la vía de urgencia para el pleno, no se pudo incluir en el orden del día de la comisión anterior.

“Este Gobierno municipal ha presentado un plan de ajuste para pagar las facturas que no pagó el bipartito. El verdadero debate que tenemos que hacer es por qué se ha tenido que realizar un plan de ajuste para pagar las facturas de los cuatro años del bipartito”, lamentó el portavoz del Ayuntamiento.

El plan de ajuste es una oportunidad única para que el Ejecutivo local pueda afrontar de manera inmediata los pagos a proveedores que el bipartido dejó sin abonar. De los 25 millones que se contabilizaron como obligaciones pendientes de pago a 31 de diciembre de 2011, el Ayuntamiento ya abonó más de 17 millones de euros en enero, y ahora hará frente a los 7,6 millones que están pendientes a través de este plan de ajuste.

El Gobierno municipal desarrolla desde el principio de la legislatura un plan de austeridad -que ya alcanza los 20 millones de euros ahorrados para este mandato-, con el objetivo de corregir la deuda heredada del bipartito, que alcanza los 170 millones. El Ayuntamiento también ha puesto en marcha un registro central de facturas para reducir a un plazo máximo de 40 días el pago a proveedores, que se rebajará hasta los 30 días en 2013.

A %d blogueros les gusta esto: