coruna 11/05/2012

El Ministerio de Hacienda aprueba el plan de ajuste del Gobierno local que permitirá abonar los 7 millones que el bipartito dejó pendientes de pagar a los proveedores

by Victor Lamela

La teniente de alcalde de Hacienda y Administración Pública, Rosa Gallego, ha informado que el Gobierno central ha dado el visto bueno al plan de ajuste elaborado por el Ayuntamiento de A Coruña, lo que permitirá hacer frente a los 7 millones de euros en facturas que el bipartito dejó pendientes de pagar a los proveedores y para los que no había una asignación en los presupuestos de la ciudad de años anteriores. La responsable municipal ha defendido que se trata de una “oportunidad única e irrepetible” para saldar la deuda con las pequeñas empresas.

Gallego destacó que el visto bueno del Ministerio de Hacienda significa que el plan de ajuste se ha elaborado “en tiempo y forma” y que el Ayuntamiento ha hecho los “deberes”. La Junta de Gobierno Local autorizará mañana la formalización del préstamo para pagar las facturas a los proveedores que se han acogido al plan por importe de 7.050.000 euros. La teniente de alcalde explicó que A Coruña se encuentra entre los municipios que han cumplido con todos los requisitos marcados por el Gobierno central: “De los más de 4.000 ayuntamientos que pidieron acogerse al plan de ajuste, solo la mitad fue capaz de aprobarlo y, de estos, Hacienda tumbó los planes de ajuste de más de 300 municipios. Nuestro plan de ajuste nos permite apoyar a proveedores y empresas que, de otra manera, se verían abocadas al cierre”, argumentó Gallego.

La responsable de Hacienda y Administración Pública lamentó que el Ayuntamiento tenga ahora que resolver los problemas generados por la irresponsable gestión del bipartito, ya que con estos 7 millones el actual equipo de gobierno podría impulsar más proyectos y programas sociales en la ciudad: “Lo que más me sorprende es la alegría con la que hablan, la misma con la que despilfarraban el dinero de los coruñeses y ahora actúan como si nunca hubieran gobernado. Ahora todo les parece que se arregla con una varita mágica, pero la realidad es otra”.

“Con este plan de ajuste tenemos una oportunidad única e irrepetible para dar carpetazo a una obligación que incumplieron de forma reiterada los gobiernos del PSOE y el BNG desde hace años con los proveedores del Ayuntamiento. Por primera vez vamos a estar al día en el pago de las facturas a nuestros proveedores. Vamos a poner el contador a cero por primera vez en la historia de esta ciudad”, defendió Rosa Gallego, quien tiene como objetivo rebajar el plazo medio de pago a empresas a 40 días al terminar este año y a 30 días en 2013, cuando en la Cuenta General de 2010 se situaba en 76,4 días.

El actual Gobierno local ha logrado en diez meses liquidar la deuda que PSOE y BNG dejaron pendientes con empresas suministradoras del Ayuntamiento, puesto que a los 7 millones del plan de ajuste se suman los 13,3 millones que el año pasado se dedicaron, a través de los modificativos de crédito, a pagar las facturas que quedaron en los cajones en la pasada legislatura. Además, en enero de 2012, ya se abonaron 17 millones de euros de los 25 que quedaron en facturas pendientes de pagar a 31 de diciembre de 2011. De hecho, ya se han conseguido rebajar a la quinta parte las obligaciones pendientes de pago que tenía el bipartito a finales de 2010: de 38 millones a poco más de 7.

SOLUCIONES

Rosa Gallego explicó que las líneas básicas para elaborar el plan de ajuste son eliminar el gasto superfluo y mejorar la gestión de los servicios sociales: “Nuestro objetivo es hacer más con menos, mejorar los servicios y blindar el gasto social controlando el gasto corriente y eliminando el despilfarro de los anteriores gobiernos. Lo fácil hubiera sido imitar a la mayoría de ayuntamientos, que han optado por aumentar sus impuestos y por suprimir beneficios fiscales de la tributación local; y para reducir gastos, la mayoría también ha optado por rebajar el coste de personal y por suprimir obra pública ya prevista”

Sin embargo, el Gobierno municipal ha elaborado el plan de ajuste pensando en los ciudadanos y en su calidad de vida: “No se van a bajar los sueldos a los funcionarios y ni mucho menos va a haber despidos. Tampoco se van a subir los impuestos, ni se va a cobrar una tarifa turística. Eso es lo que haría el anterior bipartito si estuviese gobernando, pero el actual Gobierno local apuesta por eliminar los gastos superfluos y mejorar la gestión”, afirmó la teniente de alcalde.

Gallego explicó que, frente a los agujeros económicos heredados -como Someso, con 8,2 millones de indemnizaciones y con dos nuevas sentencias contrarias al Ayuntamiento y a la espera de la resolución de otra treintena de procedimientos judiciales-, el Gobierno local ha elaborado un plan de contención del gasto corriente.

La teniente de alcalde puso, entre otros ejemplos, el ahorro de 230.000 euros en alquiler de oficinas; de 245.000 euros en seguros médicos privados de los concejales y con la reducción de los gastos de protocolo; y la supresión de los coches oficiales que ahora se encuentran a subasta. “Todo este ahorro nos permitirá invertir cada euro en lo que de verdad importa a los ciudadanos”, afirmó. Gallego también explicó que el plan de ajuste cuenta con iniciativas para cumplir la previsión de ingresos, como la activación del convenio con la Diputación para recaudar el dinero de las multas de tráfico de conductores que no residen en el municipio de A Coruña y el arrendamiento de las viviendas municipales que se encuentran vacías a las familias con menos recursos.

A %d blogueros les gusta esto: