coruna 30/05/2012

El Pleno de junio debatirá la cesión de la Fábrica de Tabacos a la Xunta

by Victor Lamela

El Portavoz municipal, Julio Flores, compareció ante los medios de comunicación para informar de los principales asuntos que se debatirán en Pleno Ordinario del próximo jueves 7 de junio, que incluirá la aprobación de la cesión a la Xunta de Galicia del edificio de la antigua Fábrica de Tabacos para su destino a usos judiciales, para que el ejecutivo autonómico aborde las obras de rehabilitación y reforma de los 14.000 m2 destinados a dependencias judiciales y los 3.000 m2 para un destino determinado de común acuerdo entre el Ayuntamiento y la Xunta, con una inversión de 20 millones de euros.

El Portavoz recordó que el 9 de diciembre de 2011, el Ayuntamiento y la Xunta firmaron el protocolo para regular esta colaboración. La Ley 5/2011 de Patrimonio de la Comunidad Autónoma de Galicia permite que se efectúe la cesión sin necesidad de desafectación. “En este caso se ha optado por la cesión sujeta a condición de afectación permanente del edificio a usos judiciales. En el momento en que deje de servir de soporte para estos usos, la propiedad del inmueble debe revertir en el Ayuntamiento. Además, se recoge expresamente que no se entenderá cumplido y consumado el destino aunque se mantenga durante treinta años, sino que tendrá que ser de carácter permanente”, afirmó.

El acuerdo también recoge que se entenderá que el edificio deja de estar afectado “cuando quede libre y sin uso el 50% de su superficie útil, para mayor garantía de cumplimiento del uso para fines judiciales”, señaló el Portavoz

El Portavoz municipal recordó que el proyecto de rehabilitación de la Fábrica de Tabacos “respetará la identidad histórica del edificio, conservando la fachada y el reloj. La previsión del Gobierno municipal es la de poder entregar el edificio en junio, un mes antes de la previsión inicial, para que la Xunta pueda licitar las obras en el segundo semestre de este año y lograr que a principios de 2013 se trabaje ya en la rehabilitación del edificio”.

Flores destacó el triple objetivo de las obras de rehabilitación “recuperar este edificio emblemático, afianzar a nuestra ciudad como capital judicial de Galicia y revitalizar la zona de Cuatro Caminos”. Las obras de la Fábrica de Tabacos, un edificio de titularidad municipal, permitirán incrementar en un 70% la superficie destinada a dependencias judiciales en nuestra ciudad.

El Portavoz lamentó las continuas críticas de la Oposición a este proyecto y señaló que “hemos logrado encontrar solución a otro problema heredado. Como todos recordamos, el anterior Gobierno municipal firmó en octubre de 2006 un convenio con el Ministerio de Vivienda, con un presupuesto inicial de 12,5 millones de euros, para rehabilitar este edificio. Ni el Gobierno de Zapatero aportó la subvención prometida de 5 millones de euros ni el anterior gobierno municipal logró hacer realidad un proyecto que en el 2006 costaba 12,5 millones y ahora, debido a su desidia y al estado de abandono del edificio, costará 20 millones de euros”.

 

LIQUIDACIÓN DE LA MANCOMUNIDAD

Flores informó que el Gobierno muniicpal también incluirá en el próximo Pleno municipal la aprobación de la disolución de la mancomunidad tras el trámite de exposición pública durante un mes, en el que no se presentaron alegaciones, y tras recibir los informes positivos y preceptivos de Xunta y Diputación, cumpliendo así con los artículos 142 y 143 de la Ley 5/1997, de 22 de junio, reguladora de la Administración Local de Galicia,.

En este sentido, Flores aclaró que los Estatutos de la Mancomunidad, que datan de 1983, no preveían la exposición pública, ya que nunca fueron adaptados en su momento a la citada Ley, que establece un procedimiento distinto para la disolución, como tampoco fueron adaptados a la Ley 7/1985 de Bases del Régimen Local ni a ninguna norma de desarrollo de la misma. “Esto pone en evidencia el estado de abandono administrativo al que sometieron los gobernantes socialistas a la Mancomunidad. Por ello, resulta sorprendente que los socialistas pretendiesen que este proceso se llevase al Pleno de abril sin el rigor necesario que garantizase la seguridad jurídica del proceso, pretendiendo, una vez más, saltarse la ley en una tramitación administrativa, poniendo en riesgo todo el proceso”.

El Portavoz recordó que la Asamblea de la Mancomunidad aprobó el pasado 12 de marzo, por mayoría y con la única abstención de los ayuntamientos de Culleredo, Bergondo y Betanzos, el acuerdo inicial para su disolución. “Ahora son los plenos municipales de cada uno de los ayuntamientos los encargados de ratificar este acuerdo para que la Comisión Gestora proceda luego a su liquidación”.

Por último, Flores destacó que la última reunión de la Mancomunidad, desde su creación en 1983, se produjo en el año 2000, por lo que se trata de eliminar un órgano sin actividad: “Se trata de poner fin a una Mancomunidad sin contenido en los últimos 12 años y abrir nuevos caminos”, y añadió “ahora hay voluntad de llegar a acuerdos que beneficien a los ciudadanos como, por ejemplo, los relativos al servicio de depuración de aguas. Hay que dar pasos para prestar servicios de calidad que beneficien a los más de 500.000 habitantes que residen en la ciudad y en el área metropolitana”.

A %d blogueros les gusta esto: