Trafico 17th noviembre 2014

La avería en la red localizada en la Ronda de Outeiro quedará definitivamente subsanada a primera hora de esta madrugada

by Victor Lamela

A lo largo de la tarde de ayer se inició el proceso de reparación de la tubería dañada por una avería ayer domingo en la Ronda de Outeiro. Una vez localizada la fuga, en la medianoche del propio domingo, se procedió a la limpieza del perímetro de la tubería afectada y a la consolidación de los taludes para que los operarios pudiesen trabajar con total seguridad.

La previsión apunta a que la reparación quede finalizada a lo largo de esta madrugada. Los trabajos han consistido en la sustitución

por soldadura de un tramo de unos cincuenta centímetros de conducto metálico, que posteriormente han sido reforzados con un recubrimiento de hormigón de fraguado rápido. Dado el diámetro de la tubería han sido necesarios más de cinco metros de cordón de soldadura.

Cabe destacar que la reparación ha sido posible gracias al esfuerzo de los empleados, que han trabajado sin interrupción desde el mismo momento en que se produjo la avería con un dispositivo permanente de 32 personas.

Para la reparación ha sido necesario excavar a siete metros de profundidad, mover un volumen de 1.400 metros cúbicos de tierra, el equivalente a 50 camiones.

Una vez finalizada la reparación se procederá al rellenado y puesta en presión de la tubería afectada, lo que permitirá aliviar el resto de la red de la descompensación que produce el cierre de una tubería troncal como la afectada.

Este desajuste en el balance de presiones, habitual ante una circunstancia como la surgida ayer, ha provocado pequeñas incidencias en puntos aislados de la red. La más importante ha sido la rotura de una conducción de 150 mm en la calle José Luis Bugallal Marchesi, registrada sobre las 19.00 horas y que ha afectado al servicio de unos cien clientes de la zona. Brigadas de EMALCSA se han desplazadotambién a la calle Gambrinus, al polígono de A Grela, y a Pocomaco para realizar intervenciones de mantenimiento.

Estas incidencias son habituales en estas situaciones y han quedado subsanadas en un plazo máximo de tres horas. Como referencia, en la última gran avería, registrada hace cinco años en Alfonso Molina, se llegaron a producir hasta ocho avisos de estas características en un corto intervalo de tiempo.

A consecuencia de la reparación y puesta en servicio de los conductos se pueden producir algunos episodios de agua turbia que irán desapareciendo con el paso de las horas. Los clientes tienen a su disposición el teléfono permanente de atención al cliente 981 24 23 22.

A %d blogueros les gusta esto: