Uncategorised 26/05/2020

La FEC anima a los jóvenes a convertir su generación en la primera libre de tabaco desde hace 70 años

by Victor Lamela

Con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra el próximo sábado 30 de mayo, la Fundación Española del Corazón (FEC) organiza el jueves un directo online con el que pretende concienciar a los jóvenes de sus efectos nocivos en la salud. De esta forma, la FEC se une a la campaña puesta en marcha este año por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que se hace un llamamiento a todos los jóvenes para que se sumen a la lucha de convertirse en una generación libre de tabaco. Y es que el consumo de cigarrillos se extendió en España en los años 50 del siglo pasado, hace ya 70 años.

Como recuerda la Dra. Rosa Fernández Olmo, vocal del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) en representación de la FEC y miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), “el tabaco es la segunda droga más extendida entre los estudiantes de 14 a 18 años por detrás del alcohol”. Así se pone de manifiesto en la última Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES), según la cual el 41,3% de ellos declara haber fumado en alguna ocasión, mientras que el 9,8% asegura fumar a diario.

La Dra. Fernández Olmo remarca que “los jóvenes no son indemnes a los efectos nocivos del tabaco”. En este sentido, el estudio ALSPAC, publicado hace poco más de un año en European Heart Journal, concluye que el consumo de tabaco (y alcohol) entre adolescentes, incluso en pequeñas cantidades, se asocia con un aumento de la rigidez arterial, un biomarcador que aporta información sobre la posibilidad de desarrollar enfermedad arterial de manera más precoz entre los jóvenes fumadores frente a aquellos que no fuman.

La nicotina es un oxidante que aumenta la frecuencia cardiaca y produce disfunción endotelial; es decir, hace enfermar las paredes de las arterias provocando que exista una mayor predisposición a sufrir un evento cardiovascular.

A pesar de la evidencia, “el problema es que los jóvenes banalizan las consecuencias del consumo de tabaco”, dice la cardióloga del Hospital Universitario de Jaén. Prueba de ello es que, según la encuesta ESTUDES, el 28,7% de los estudiantes que han fumado en el último año no se ha planteado nunca dejar de fumar.

La experta alerta también sobre el consumo de nuevas formas de tabaquismo. La citada encuesta recoge que la mitad de los estudiantes de 14 a 18 años ha utilizado en alguna ocasión cigarrillos electrónicos; en concreto, el 48,4%. “Aunque bien es cierto que algunos de estos dispositivos no llevan nicotina, sí generan residuos con otro tipo de compuestos que también son nocivos para la salud cardiovascular y respiratoria”, detalla la Dra. Fernández Olmo.

Por su parte, el Dr. Carlos Macaya, presidente de la FEC comenta que “para hacer una buena prevención del tabaquismo hay que empezar desde el principio”, por lo que el mensaje es claro: “La mejor prevención es no empezar a fumar”. En este sentido, “es importante buscar sinergias para abordar este problema desde su origen”.

A %d blogueros les gusta esto: