Uncategorised 10/09/2019

Más de doscientas personas reclaman ante la Delegación de la Xunta en A Coruña una adecuada atención a la diversidad en los centros escolares

by Victor Lamela

Bajo el lema “Dereitos, non parches” y equipados con carteles, cacerolas y trozos de esparadrapo, más de doscientas personas se han reunido esta mañana en A Coruña ante el edificio administrativo de Monelos. De esta forma querían visibilizar la insuficiencia de las medidas tomadas la última semana por parte de la Consellería de Educación para suplir las carencias de personal especialista de atención a la diversidad en más de diez centros educativos de A Coruña y su área metropolitana.

En la concentración, convocada por una plataforma de familias con hijos e hijas escolarizadas en los centros afectados, y apoyadas por ANPAs de toda la provincia y por asociaciones relacionadas con trastornos que afectan al aprendizaje, se han oído consignas como “Sen diversidade, non hai calidade”. El acto ha finalizado con la lectura colectiva de un manifiesto en el que las familias se han declarado “hartas, cansadas y enfadadas” por la discriminación sistemática que ejerce la Administración contra los derechos educativos de las personas vulnerables cuando debería ser quien los garantizase.

Este principio de curso, familias de varios centros del área de A Coruña como el CEIP Labaca, el CEIP Rosalía de Castro, CEIP Valle Inclán o el CEIP Emilia Pardo Bazán denunciaban en los medios la carencia de profesionales de Audición y Lenguaje, Pedagogía Terapéutica, así como de Auxiliares Técnicos Educativos (cuidadores). Tras declaraciones contradictorias en las que tanto se negaba esa carencia como se atribuía la misma a errores y confusiones, la Consellería de Educación convocó plazas para algunos de ellos, si bien no para todos y solo con medias dedicaciones en centros donde había eliminado profesionales a tiempo completo. La Xunta afirma así que las necesidades quedan cubiertas, postura que no satisface a las familias, que denuncian que no se trata de una carencia puntual si no de un desprecio continuado por la adecuada atención del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo. Así, insisten en que un sistema educativo en que se deja de lado a un sector del estudiantado es un sistema que solo puede educar a todos en injusticia.

A %d blogueros les gusta esto: