General 04/26/2011

Ni 112, ni Guardia Civil, ni nada de nada… pobre perro…

by Victor Lamela

Leer esto, muy impactante e interesante para los amantes de los animales…

Hola me llamo Cristian J. Charlón Suárez, me pongo en contacto con ustedes por que la madrugada del Miércoles al Jueves de esta misma semana se ha cometido una injusticia que creo debería hacerse eco en todos los medios de comunicación por indignante, atroz y falta de moral.

Eran sobre las 3:35a.m. de la madrugada cuando mi compañero Rubén Freire Gómez y yo nos decidimos a regresar a casa después de estar en la Fiesta de la juventud del municipio Coruñés de Abegondo, comenzamos el regreso por la carretera general Dp-0106 km 4 de este municipio cuando a medio kilómetro diviso un perro de raza Mastín Leones tirado en la carretera cerca de la cuneta, automáticamente le dije a mi compañero que nos detuviéramos para ver que le había pasado al perro, pues como adiestrador canino y persona no podía irme sin ver que le había pasado a este precioso animal.

En cuanto nos acercamos nos encontramos con un Mastín algo mayor, muy dócil y cansado, parecía estar muy agotado por lo que me pude enterar llevaba una semana en la zona, automáticamente me dispuse a llamar al 112 el cual nos respondió, que nos fuéramos que ellos enviarían una patrulla, yo le respondí que esperaría para hablar con la patrulla, a todo esto ya eran las 4:05a.m.

Nos disponemos a esperar al lado del perro y haciendo señas a los coches para que no lo atropellaran, a las 4:30a.m. no había llegado nadie y me dispongo a llamar otra vez, esta vez al Seprona, los cuales me dicen que este tranquilo que envían una patrulla de Santiago de protección animal.

En poco mas de cinco minutos llega una patrulla de la Guardia Civil de tráfico que estaba realizando controles en la zona, se detienen, nos dicen que cual es el problema,( a ellos les habían dicho que una joven estaba tirada en la cuneta), cuando me dispongo a contarles la situación el compañero de este me dice “¿No se puede apartar de la carretera?” y yo le dije que lo intentaría pues ya le tenía puesta la correa pero que las patas traseras yo se las veía mal. Me sorprendieron sus palabras “Bueno arrastrando” cuando le quiso echar la mano a mi correa, le dije que me encargaba yo que para algo era adiestrador, pero el perro estaba mal y yo no quería arriesgarme a hacerle daño.

Los guardia civiles se desplazaron unos metros más abajo dejándonos un triangulo “Bueno avisamos nosotros no se preocupen” dijeron, a las 5:30a.m. no apareció nadie, volvimos a llamar otra vez al 112, nos dicen que ya hay aviso del caso pero que no hay nadie para venir, que no tienen patrullas de ningún tipo, a lo que se les contestó que a 500 m había varios operarios de protección civil y solo a 200m seis patrullas de la Guardia civil de tráfico, los cuales tendrían que hacerse responsables hasta que llegasen las autoridades competentes al lugar, y nos dicen que bueno que da aviso otra vez.

Nosotros desesperados le preguntamos a la gente que se desplazaba a pie de la fiesta si conocían al perro o les sonaba, es en este momento cuando un chico que se llama Oscar Herreros Álvarez se acercó al ver el caso y decidió quedarse para echarnos una mano, se dispone a llamar de nuevo al 112, para explicar el caso, también le dicen que mandarán a alguien, ya eran las 6:00 a.m. y no aparecía nadie.

Es cuando me dispongo a dar aviso a todas las protectoras que conozco, colegas de profesión a ver si podían echarme una mano, pero claro unos se lavaron las manos y otros no cogían el teléfono por las horas que eran, seguimos esperando para no dejar al perro tirado en la cuneta, pero nadie se personó en el lugar, a las 6:45a.m. pasó una patrulla de tráfico que al vernos en la carretera se detuvo, le explicamos el caso, y nos responden que ¿qué queremos que hagan?, que ellos no tienen nada que ver con Seprona, a lo cual se le responde que Seprona era un cuerpo de la guardia civil que se tenían que hacer cargo hasta que llegaran, pues que no y siguieron su camino.

A eso de las 8:00a.m. agotados de llamar a todos los cuerpos del estado, perreras , protectoras y compañeros, decidí llevarlos a casa, para luego yo volver porque se me había acabado la batería del móvil.

Al llegar a casa a eso de las 8:50, me dispongo a buscar ayuda por internet cuando me suena el móvil y veo que es Beatriz de la protectora Gatocan que había visto las llamadas, le explico el caso y se pone manos a la obra para hablar ella con las autoridades competentes, mientras yo preparaba una manta, comida y agua para ver si podía cargarlo en la furgoneta para llevarlo al veterinario, estoy arrancando la furgoneta, cuando me llama Beatriz de nuevo, diciendo que salga para allá que le dicen que mandan al servicio de carreteras para recoger al animal, ¡esto es increíble! ¡al servicio de carreteras! y me pregunto ¿para que están los cuerpos del estado destinados a estos fines?¿No tienen un sueldo por cumplir con su deber el cual pagamos todos? salgo disparado de nuevo para Abegondo, cual es mi sorpresa cuando llego a la zona y el perro ya no está, me quede destrozado, mi pareja la cual estaba conmigo al regreso a la zona, quedó impactada al no ver al perro, solo quedaba la botella de agua que yo deje en lugar para darle de beber.

Hecho polvo decido salir por otra zona en vez de dar la vuelta y de paso revisar las cunetas de la zona porque tenía un presentimiento de que lo habían tirado en otro lado, y al llegar cerca del campo de la fiesta miro a la izquierda una pista de monte y allí estaba tirado este precioso Mastín, vemos que lo cogieron como si fuera una bolsa de basura y lo tiraron en otro lado donde no se viera desde la carretera.

Me acerco y veo que lo tiraran en la cuneta y el perro arrastrándose consiguió salir a la pista, conseguimos que comiera y bebiera hasta desplazarlo cerca de la furgoneta donde no molestase el tráfico.

Llamé a Beatriz dándole la buena noticia, se puso manos a la obra, mandándome a la zona un veterinario para que viese al animal, a todo esto ya eran las 11:15a.m., a las 12:30a.m. llegó el veterinario, revisó al animal y vio que estaba en buen estado, pero que ya tenía sus añitos pero todo en orden, lo cargamos en la furgoneta, y Beatriz llamo dándome otra buena noticia, tenía que llevar al perro a la residencia canina Dopazo.

Tengo que agradecer a La Protectora GatoCan que se hiciera cargo de este maravilloso Mastín, y que pusieran todos los medios que estaban a su alcance para ayudarme, si no fuera por ellos esto no habría sido posible.

Y agradecer a Rubén , Oscar y Jenny la ayuda que brindaron, las horas de espera junto el perro y sobre todo gracias por ese corazón que tenéis.

Por ultimo decir que es vergonzoso que ningún cuerpo del estado se hiciera cargo, que desde el ayuntamiento de Abegondo no nos brindaran ayuda alguna aun siendo avisados por el Seprona, ver como simplemente apartan el bulto para que no estorbe, dejar morir a un animal habiendo patrullas en la zona que ninguna se quiso hacer responsable y que una vez más demuestra que esto no está bien legislado, que cada cual se lava las manos como puede, saber que mandaron al servicio de carreteras para hacer el trabajo sucio, y sin conciencia alguna lo tiran como si de un saco de basura se tratase, simplemente me da vergüenza pensar que esas personas son las responsables de nuestra seguridad, y decir que todas las horas que he estado con este perro han valido la pena, que me ha echo ver que ser adiestrador es lo que tengo que ser, que amo cada día más a estos animales.

Http://www.corunaonline.com

A %d blogueros les gusta esto: