DESAYUNAR 20 mayo, 2015

Desayunando en “Fika”, ¿volveríamos? la respuesta es: no

by Alexia Prieto

Hemos desayunado en “Fika” situado en la C/ Fernando Macías nº 10.

El sitio está muy bien ambientado, buena decoración y es bastante grande con terraza.

La atención ha sido mala y muy lenta, éramos un grupo de 8 personas, pedimos cafés, bollería, tartas y tostadas, pero todo fue un despropósito, 6 de las 8 llegamos un poco antes por lo que pedimos primero y cuando nos estaban sirviendo pidieron las otras 2, pero con el primer pedido, no trajeron 1 café, ni azúcar en varios cafés más, después de pedir varias veces el azúcar por fin lo trajeron y hasta que no sirvieron el segundo pedido (10 minutos después) no trajeron el café que faltaba del primero, vamos que ya habíamos desayunado y sin el café.

Aún por encima en el segundo pedido la cuchara que traía uno de los cafés venía sucia (con tropezón incluido), se lo indicamos al camarero y en vez de traernos otra lo antes posible, tuvimos (después de otros 5 minutos) que hacer señales desde fuera a los 3 camareros que estaban de “cháchara” en la barra para que nos la trajeran y aún así volvieron a tardar otros casi 5 minutos en traer una simple cuchara.

A mayores de todo esto, las tostadas simples, la bollería como cualquier otra pero la tarta que pedimos (carriot cake) de las peores que hemos probado, sabía tantísimo a azúcar (solo sabía a eso) que incluso se notaban los trozos del azúcar.

El precio del desayuno era para todos igual (ya fuese bollería, tarta con ó sin zumo) 3,50€.

No podríamos recomendar ir porque nosotros no volveremos.